martes, 3 de octubre de 2017

Y al conjunto de los españoles, que viven con desasosiego y tristeza estos acontecimientos...

Después de cientos y cientos de años de historia, con tanto como se ha destruido y tanto como se ha construido...

Podemos aspirar a la Monarquía Constitucional o a la República Constitucional como forma de Estado.

Podemos aspirar a cambiarlo todo o a conservar lo ganado.

Podemos aspirar a que esas palabras con las que comienza la Carta Magna sean mucho más que un decorado, que se conviertan en algo verdadero.

La Nación española, deseando establecer la justicia, la libertad y la seguridad y promover el bien de cuantos la integran, en uso de su soberanía, proclama...

Podemos y debemos aspirar a ser mejores.

Pero de ninguna manera lo conseguiremos divididos, amputándonos la mano, cegándonos los ojos.

Por eso creo, lo siento con el corazón, que el discurso de hoy nos incluye a todos.

Hasta a quienes no quieran escucharlo.


No hay comentarios: