miércoles, 31 de octubre de 2018

La palabra...

La palabra que emociona.

Que trae a nuestro cuerpo paz.

Que consigue hacernos soñar, ignorando el frío, el oscuro aliento, de un octubre sin piedad.

La palabra apenas audible, pronunciada al alba con los labios entreabiertos.

Zzzzzzzzzzzzzz, puenteeeeeeeee, zzzzzzzzzzzzz…

Sí, esa palabra.

Puente.

¡Puente! ¡Que no hay que madrugar! ¡Toma!



lunes, 29 de octubre de 2018

Brevísima y elogiosa nota sobre… (XX)

Fluidez. Esa es la palabra que andaba buscando para comenzar.

Fluidez narrativa. Naturalidad. Cada frase, cada escena, tiene su porqué en el transcurrir de la historia de Tierra de campos.

Una historia que son los recuerdos de Dani, el protagonista, alternados con el viaje que hace en el presente al pueblo de su padre para enterrarlo.

Una retrospectiva, ya bien pasados los cuarenta, hacia el viejo barrio madrileño de Estrecho, el colegio, los amigos, los inicios en el mundo de la música, el amor...

Hacia el rebelde y provocador Gus. Hacia el padre, la madre, Animal, Oliva, Keiko, todos quienes han jugado algún papel para convertido en la persona que es.

Fama. Caída. Resiliencia.

Y cuyo resultado supone también la memoria de una época.

Mi rendida enhorabuena a David Trueba.




martes, 23 de octubre de 2018

Nuestro mundo (XV)

Al abrir la ventana, está simplemente ahí.

No necesita palabras. Pobres palabras.

Es nuestro mundo.



lunes, 15 de octubre de 2018

¡Aleluya!

¡Hermanos, os traigo un mensaje!
¡Aleluya!
¡Yo lo he visto! ¡Yo, con estos ojos! Iba caminando, ¿sabéis? Iba caminando...
¡Aleluya!
¡Y de repente le vi venir! ¡Venía hacia mí!
¡Oh, sí!
¿Y que ocurrió, hermanos, qué luz creéis que iluminó esta tierra de pecadores?
¡Cuéntanos, por favor!
¡La luz roja!
¡Roja!
¡Cuando la luz se puso roja, él, él, él... se paró en el semáforo!
¡Milagro!
¡La bicicleta paró en el semáforo! ¡No se lo saltó!
¡Loor!
¡Hermanos, cantemos! ¡Nunca ocurrió cosa igual! ¡Uooooooooooh!
¡Uooooooooooh! ¡Uooooooooooh!




lunes, 8 de octubre de 2018

Nuestro mundo (XIV)

Paso tras paso.
Cada paso sigue
a los otros.
No existe nada más.



jueves, 4 de octubre de 2018

Instancia

Muy reverendísimo y estupendísimo... hum... quien maneje estos temas en el negociado astral:

Por la presente, quisiera que considerase mi candidatura a determinado puesto en el orden de las cosas, con vistas a una próxima vida.

Desearía, cuando me reencarne, ganarme el derecho a ser jugadora de la selección española femenina de baloncesto.

O entrenador, o botijero, cualquier trabajo para el que haya disponible una vacante.

Porque todo lo que significan las palabras deporte, compromiso, emoción o esfuerzo se aprende con ellas.

Y si eso no es juego bonito, no se me ocurre de qué otra forma llamarlo.

Quedo de tal manera a su distinguida (aunque lo más futura posible) disposición. Atentamente,

Yo.



lunes, 1 de octubre de 2018

1 de octubre

Me dijeron que el famoso 1 de octubre los había convertido a la "causa" independentista, e iniciamos la discusión.

A mí, les expliqué, lo que hizo el infame 1 de octubre fue abrirme los ojos sobre el peligro que corrían las libertades constitucionales.

Intentaron argumentarme con los Borbones, el franquismo, la policía, los jueces y hasta con la ley d'Hondt.

Resultaba todo tan inconsistente, tan manipulado, tan fácil de rebatir...

La discusión llegó al punto previsible: querían separarse porque sí, porque les daba la gana. De hecho, "ya hacía tiempo que se habían ido".

Mi última palabra fue que, al igual que en los tiempos de nuestros abuelos hubo que luchar contra las ideas totalitarias, que era lo que ellos defendían, suponía mi deber ético como ciudadano continuar esa lucha.

Después de lo cual...

Nos fuimos a tomar unas cervezas juntos, porque aparte del gran abismo nos caíamos bien.

Qué curioso resulta eso de convivir.