miércoles, 29 de septiembre de 2021

Pimiango (XIX)

¿Una cervecita? Pues sí, y, veamos… ponme también un Hesse.

¿Una cervecita? Vale, y hoy, pues… el Schumacher ese de ahí.

¿Una cervecita? Claro, y un Passuth, que tengo ganas de ver la traducción antigua.

¿Una cervecita? Eso es, con un Maurois, un Crompton, un Daudet, un Kundera…

Y una tabla de quesos.


No acabo de estar seguro de qué dios o diosa me mira con más simpatía, ¿Palas Atenea o Dionisos? Pero que inauguren en Pimiango un local llamado La Librería, con señal de "taberna y libros perdidos" al alimón, es como si el Olimpo abriera una pequeña sucursal.

Como una quincena de volúmenes han ido directos a la maleta, sin poderlo evitar. Pecador, pecador. Casi arrastro las ruedas por la calle.

Aparte de los conciertos, las exposiciones, las charlas, las conferencias, todas las actividades que organizan…

Y las cervecitas.

Qué gustín.




martes, 14 de septiembre de 2021

Pimiango (XVIII)

Ah, no, no, no, no. Este es mi rincón.

Pimiango tiene rincones. Los ogros tenemos capas y Pimiango tiene rincones. Está claro, ¿no? Y este es el mío.

Miradme como queráis, me da igual. Fuera de aquí.

¿Pero no estáis mejor en aquella otra esquina? O en el pajar de enfrente, para vivir aventuras y cosas de esas vuestras, yo qué sé.

Bueno, mirad, vamos a hacer una cosa: hoy os traigo un poco de leche y vale. Podéis echaros la siesta. Pero esta es mi ciénaga, digo, mi rincón. Mi silla. Donde me siento a leer por las tardes. Y no quiero intrusos. Mañana os vais y se acabó.

Que no me miréis, os digo que no…