miércoles, 18 de octubre de 2017

Manifiesto cívico (III)

Creen que van ganando.

O sea, hay que reconocerles que llevan la iniciativa. Tienen a sus agitadores de propaganda trabajando a tope, a sus secciones de asalto bien aleccionadas, a sus juventudes hitlerianas que no ven la hora de demostrar los resultados del condicionamiento...

Han decidido quién es digno de llamarse catalán y quién no.

Han conseguido que algunos hablen de un conflicto entre España y Cataluña, como si no fueran el mismo cuerpo.

Han sacado el fanatismo de las cuevas. No les importa la verdad, sino contar una historia retorcida, con opresores y oprimidos.

Y aunque nos deje los ojos como platos, hay gente en el mundo que se la traga.

Sobre todo, creen que el sistema es débil, que un poquito desde dentro, un poquito desde fuera, pueden derribarlo si lo golpean lo suficiente. Ya se apropiarán de las ruinas.

El sistema somos los millones de personas que convivimos bajo normas imperfectísimas, y aun así mejores que cualquier otra alternativa.

Pretenden imponer su tiranía, adornada de ropajes estelados, oculta tras la máscara del fervor. ¡Oh, independencia! ¡Oh, república!

Por eso vuelvo a decir: creen que van ganando.

Por eso pregunto: ¿van a ganar?



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 13 de octubre de 2017

Las pequeñas cosas

Llevo un reto pensando en las pequeñas cosas.

En cómo, últimamente, he sido afortunado.

Pequeñísimos azares.

Necesitas algo y ese algo ocurre.

A alguien le viene bien tu ayuda y tú estás ahí para ofrecérsela.

Te quedas en casa o sales a la calle, haces una llamada, lees, ves, escuchas.

Se te ocurren ideas de repente, haces pequeños descubrimientos.

Casualidades.

Sonríes. Te sonríen.

O te enfadas pero no pierdes la cabeza.

¿Qué ocurrirá si…? El futuro se agolpa en tus sienes.

Y sin embargo…

Son los momentos a los que apenas prestas atención por la mañana los que han moldeado de verdad tu vida al llegar la noche.

Por eso, cuando abra otra vez los ojos…

Quiero sentir de nuevo esta dicha.

La de las pequeñas cosas.



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 8 de octubre de 2017

Hay veces

Creo que en la vida habré estado, no sé, ¿en tres o cuatro manifestaciones?

Alguna huelga, la de la guerra de Irak…

Y desde luego, nunca necesité banderas.

Pero hay veces en que dejar oír la voz es urgente y necesario.



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 3 de octubre de 2017

Y al conjunto de los españoles, que viven con desasosiego y tristeza estos acontecimientos...

Después de cientos y cientos de años de historia, con tanto como se ha destruido y tanto como se ha construido...

Podemos aspirar a la Monarquía Constitucional o a la República Constitucional como forma de Estado última.

Podemos aspirar a cambiarlo todo o a conservar lo ganado.

Podemos aspirar a que esas palabras con las que comienza la Carta Magna sean mucho más que un decorado, que se conviertan en algo verdadero.

La Nación española, deseando establecer la justicia, la libertad y la seguridad y promover el bien de cuantos la integran, en uso de su soberanía, proclama...

Podemos y debemos aspirar a ser mejores.

Pero de ninguna manera lo conseguiremos divididos, amputándonos la mano, cegándonos los ojos.

Por eso creo, lo siento con el corazón, que el discurso de hoy nos incluye a todos.

Hasta a quienes no quieran escucharlo.


Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 2 de octubre de 2017

Brevísima y elogiosa nota sobre… (VI)

El título que recomiendo hoy, 2 de octubre de 2017, es apenas una excusa para intentar entender cómo hemos llegado hasta las actuales fronteras del abismo social: Storytelling, de Christian Salmon.

El subtítulo lo aclara un poco más: La máquina de contar historias y formatear las mentes.

Se trata una técnica aplicable a todos los ámbitos de la vida: económico, político, cultural, religioso...

La tesis que expone es que, para convencer a alguien de cualquier cosa, no hay que recurrir a la lógica, sino a la emotividad.

El corazón, y no la cabeza.

Y la manera más eficaz para que los mensajes sean canalizados a favor de un determinado interés consiste en fijarlos en el subconsciente en forma de historia. Exacto, como una novela.

Una en la que seamos coprotagonistas.

¿De verdad cuando bebemos esa marca de refresco, acariciamos la pantalla de ese teléfono móvil, conducimos ese coche, vestimos esa ropa..., de verdad somos “especiales”, partícipes de unos valores? Pues sí.

¿De verdad llevar la camiseta de un equipo de fútbol nos hace miembros de una hermandad, henchidos de orgullo frente a otros colores despreciables? Eso es.

¿De verdad lo que defienden los políticos a quienes votamos es de pura justicia, y todos los demás resultan adversarios −o más bien enemigos− que reprimen con saña nuestra arcadia feliz? También.

Y ya aplicando lo que cuenta el libro en términos de lo más cercano...

¿De verdad los conciudadanos que defendían ayer en la calle algo a lo que nos oponemos tantos, tenían un mayor valor moral?

Para unos era el supremo anhelo, para otros la suprema indignidad.

Todos dicen, todos decimos con pasión: “Nosotros” somos los buenos, “ellos” son los malos.

¿De verdad?

¿Con vencedores y vencidos?

¿O la historia estaba fabricada de antemano y sólo quedaba venderla hábilmente al mundo para engrosar las filas? A partir de una fotografía, un vídeo, un relato oral, un eslogan...

La verdad no importa.

Repito: la verdad no importa.

Lo que importa es modelar relatos que la gente absorba de forma instintiva. Que la gente crea porque quiere hacerlo, “porque le sale de dentro”. Y entonces, el imaginario colectivo estará en tus manos.

Bueno, en las tuyas no.

La próxima vez que te preguntes si eres realmente libre o si existen los maestros de marionetas, acuérdate del storytelling.


Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 1 de octubre de 2017

Manifiesto cívico (II)

Son argumentos tan surrealistas...

Mentiras tan goebbelsianas...

Un secuestro tan increíble de la Democracia y del Derecho para despojarlos de todo su contenido, convirtiéndolos en palabras vacías de neolengua...

Van gritando su odio, coreando sus consignas dictadas.

Y por eso les concedo un mérito. Uno personal.

Porque con tantas injusticias rampantes por el mundo, con tantos motivos por los que apretar los dientes y exclamar que hasta aquí hemos llegado...

Que esos aprendices de camisas pardas hayan logrado convertirse en mi principal motivo de indignación, tiene su mérito.

Hasta aquí hemos llegado.



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 24 de septiembre de 2017

Otoño

Shhhhhhhhhh. Que nadie se entere.

La mejor foto que se me ocurre poner sobre el otoño la saqué en verano.



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 18 de septiembre de 2017

Pimiango (III)

En Pimiango llueve.

Y cuando llueve... llueve.

Sin madreñas ni escarpines, no queda otra que esperar, mirando por la ventana, a que escampe.



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 12 de septiembre de 2017

Brevísima y elogiosa nota sobre… (V)

Un libro que tengo en alta estima, de un señor que se llamaba Abraham Lincoln: El Discurso de Gettysburg y otros escritos sobre la Unión.

Donde el más famoso podrá ser el de Gettysburg, no lo niego. Hasta sale en el título. O la Proclama de emancipación.

Pero mi favorito es el de inauguración de su primer mandato como presidente, en el que el amigo Abe declara que cumplirá y hará cumplir las leyes de la República.

Incluidas aquellas que los diferentes Estados proclamen en sus ámbitos de competencia, aunque él pudiera personalmente no estar de acuerdo (como es el caso de la esclavitud).

Ese mismo discurso en el que les recuerda a los Estados del Sur cuáles son las piedras angulares de la democracia sobre las que existe dicha República.

Y que no, no pueden elegir separarse de la Unión. Su carácter es inquebrantable.

Y se lo argumenta.

Con tanta transparencia que parece haber sido escrito hoy mismo.

Pues eso, para tenerlo al lado de la cama y volverlo a leer en el siglo XXI.




Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 7 de septiembre de 2017

Manifiesto cívico

Hoy voy a cambiar el tono habitual de la bitácora.

Hoy voy a ponerme serio.

Estaba viendo anoche por la tele un documental sobre el ascenso al poder de los nazis.

Y claro, con la perspectiva que da la Historia, reflexionaba sobre cómo lo imposible había terminado ocurriendo.

Cómo los delirios más aberrantes de algunos pudieron agarrar a tantos por el cuello.

Cómo pudieron tantos otros quedarse paralizados, silenciosos, incluso complacientes, mientras les ahogaban.

Pura demencia.

Y cuando se acabó el programa, eché un vistazo a la prensa antes de irme a dormir.

El Parlamento de Cataluña aprueba...

El rasgado en toda regla del contrato social.

El intento de abatir la democracia, ese conjunto de equilibrios que con mayor o menor fortuna nos hemos dado como norma básica de vida.

Para que nuevos delirios se alcen en su lugar, herederos de las cenizas de los antiguos.

Pues eso, que ha llegado el momento de ponerse serios.

Si nos quedamos paralizados de nuevo, si el silencio o la apatía fueran otra vez nuestra respuesta...



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...