martes, 26 de enero de 2021

Brevísima y elogiosa nota sobre… (LXX)

Manifiesto abiertamente mi fervor monárquico.

Y mi inquebrantable creencia en las artes místicas.

Porque si los Reyes Magos me han dejado Las ciudades blancas junto a los zapatos, es que saben leer el corazón de sus acólitos.

En el conjunto de la obra de Joseph Roth, este libro es pequeño tanto por su brevedad como por su importancia relativa. Habría de tardar muchas décadas, casi ya en el cambio de siglo, en ser publicado tras su gestación.

Después de la Gran Guerra, el autor viaja a la Provenza. Huye de un mundo gris y devastado. Quiere conocer Lyon, Vienne, Tournon, Aviñón, Les Baux, Nimes…

Entra en ellas y recorre sus calles, sus plazas, sus monumentos. Observa a quienes las habitan. Camina por el tiempo, por el presente y el pasado.

Y escribe. Escribe…

Lo que ve y lo que siente.

Las voces de los antiguos romanos, las canciones de los trovadores medievales, la poesía de Mistral…

Ecos que aún resuenan en lugares donde el sol y el amor son fuentes de vida.

Donde «cada persona, joven o vieja, lleva cinco razas en su sangre, y cada individuo es un mundo de cinco continentes». Donde «todos entienden a todos, y la comunidad es libre, no obliga a nadie a adoptar una postura determinada».

Y gracias a un libro tan pequeño, nuestra ilusión se hace un poco más grande.




jueves, 21 de enero de 2021

A la escucha (XIX)

De repente empiezan a llegarme recordatorios.

Matemáticos.

Astronómicos.

Cabalísticos.

Que si hoy es el día 21…

Del año 21…

Del siglo 21…

Ah, pues muy bien.

Me han convencido. Sé lo que tengo que hacer al respecto.

A las 21 horas con 21 minutos le doy al botón para que suene el Concierto 21 de Mozart.

Lo pide el mismo tiempo.


jueves, 14 de enero de 2021

A la escucha (XVIII)

Esas notas, esa música que viene tan fácilmente a nosotros como si el sentido de su creación no fuese otro que describir lo que sentimos en ese preciso momento…

Por ejemplo, está uno alucinado en casa, mirando por la ventana la cantidad de nieve que esperaría encontrar quizá en el Ártico, y ¿qué escucha inevitablemente en su interior?

El King Arthur de Purcell, claro.

En concreto, lo que se conoce como "Cold Song".

¿No me diréis que no?

viernes, 8 de enero de 2021

Democracia

Charlando en cierta ocasión con alguien de planteamientos políticos muy alejados de los míos, me hizo una curiosa pregunta.

«¿Qué entiendes por democracia?».

Me quedé chocado. ¿Acaso podía ser democracia una palabra polisémica, como cubo, hoja o pico?

¿Podíamos defender ambos lo mismo y tratarse sin embargo de algo totalmente distinto?

En aquel momento contesté con una retahíla de características: reglas de participación, derechos, instituciones, responsabilidades… Todo lo que tendría cabida en un manual de teoría del Estado.

Pero creo que no di en el clavo.

Porque una cosa son las cualidades y otra la esencia.

La democracia es, ante todo, una convicción espiritual.

Una fe.

Un "algo" que surge de dentro, casi tan inclasificable como la amistad o el amor.

Un deseo por el bien común, con sacrificio voluntario de parte del bien personal.

Diferente a la dictadura de la mayoría, dicho sea de paso.

De manera que, cuando el bien común se convierte en una frase de boquilla, un eslogan, cuando nos aprovechamos del sistema para favorecer intereses espurios, cuando hacemos aspavientos en nombre del progreso, la libertad, la patria o cualquier otro valor para camuflar un simple y llano "ahora mando yo"…

Un "trágala"…

Se acaba asaltando el Capitolio y lo que haga falta.

Y no hay mayor peligro que ese "lo que haga falta".




martes, 5 de enero de 2021

2021 (II)

Estaba pensando…

¿Qué mensaje me gustaría escribir hoy, en la primera entrada del año?

¿Y qué foto lo acompañaría?

¿Qué imagen, capturada en algún momento menos grisáceo, podría simbolizar la idea de un nuevo comienzo?

De repente, algo me ha venido a la memoria.

Aquella cafetería frente a la que pasé una vez…

Sobre el cristal de la puerta, una frase: "un espíritu negativo nunca te dará una vida positiva".

Tan simple como suena. Seguramente demasiado.

Sí, es verdad, una tontería.

Pero, en ocasiones, de las cosas simples surgen anhelos poderosos.

Los pequeños actos se convierten en mareas.

Y las vidas reencuentran el rumbo.

2021 ante nosotros…