miércoles, 31 de enero de 2018

Pimiango (VIII)

Clic.

Le doy al botón y al año siguiente, hala...

Han tirado la casa.

¿Cómo van a acordarse entonces en el siglo XXII? ¿O en el XXIII?

Tanto coche sin conductor, tanto nanobot, tanto tomate transgénico...

¿Dónde aprenderán los sabios del futuro sobre la historia, la geografía o la arquitectura de Pimiango?

Aaaaaah.

Ya sabía yo que este blog tenía que servir para algo.



domingo, 28 de enero de 2018

A. (II)

Cruzas el portón.

Caminas junto a las vías.

Te das la vuelta.

Y algo que no sabes nombrar, que ni siquiera crees que tenga un nombre en ninguna lengua de la humanidad...

Te rompe por dentro.



miércoles, 24 de enero de 2018

Brevísima y elogiosa nota sobre… (X)

Dicen que el mundo se divide en dos:

Murakamistas y no murakamistas.

Y yo intento mantener un equilibrio zen, pero...

Soy más bien murakamista.

Por eso se me iluminaron los ojos cuando empecé a distinguir los contornos de estos relatos, las raíces que entrelazan sus cimientos, los hilos que sostienen sus paredes.

Esas atmósferas que casi puedes tocar. Que se introducen en tu piel mientras lees.

Aunque no siempre tengas del todo clara cuál es la historia que te están contando.

Y al final...

El elefante desaparece.

El de Murakami, por supuesto.



viernes, 19 de enero de 2018

Brevísima y elogiosa nota sobre… (IX)

De entrada, escoges un argumento que no parece dar para mucho.

Un predicador siente que el final se acerca y escribe a su hijo cartas sobre su vida, sus pensamientos, sus inquietudes, la relación con su propio padre, con su abuelo, su mujer, su mejor amigo...

Pones a los personajes en un pueblucho de Iowa. Lo más lejos que llegan a viajar es a otro pueblucho de Kansas.

Tienes que rellenar la historia con recuerdos desde los tiempos de la Guerra Civil hasta los de Eisenhower.

Y con esos mimbres tan finos, tu imaginación se pone a trabajar.

Te llamas Marilynne Robinson y te sale una novela preciosa: Gilead.

¿Cómo lo has hecho?


lunes, 15 de enero de 2018

Pimiango (VII)

Clic.

Ah, las ignotas tierras masáis.

Ah, el sol abrazado a la sabana.

Ah, los leones bostezando bajo los baobabs.

Ah… Pero, pero... un momento. ¿Seguro que...?

Anda, masái, abre una sidrina.



jueves, 11 de enero de 2018

A modo de diario (IX)

Clic.

−¿Usted quién es? ¿Por qué hace fotos?
−Pues yo soy quien soy. Es que...
−¿No sabe que hay una alerta? ¿No sabe de los peligros del mundo? Y los edificios, ¿qué? ¡Las infraestructuras! Hacer fotos resulta sospechoso.
−Pero el estanque... Los árboles... Bueno, ya me voy.



domingo, 7 de enero de 2018

Cuentos modernos

−A la cama.
−Nooooo.
−Venga, que es tarde y luego nos regaña papá.
−Tío...
−Dime.
−¿Hacemos una nave?
−Mañana, ahora a dormir.
Mmmmmm.
−¿Te cuento un cuento?
−Vale.
−A ver... ¿El de los tres cerditos?
−No, el de... el de... ¡Star Wars!

Y así es como empiezan, queridos niños, los cuentos modernos. Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana…