miércoles, 18 de octubre de 2017

Manifiesto cívico (III)

Creen que van ganando.

O sea, hay que reconocerles que llevan la iniciativa. Tienen a sus agitadores de propaganda trabajando a tope, a sus secciones de asalto bien aleccionadas, a sus juventudes hitlerianas que no ven la hora de demostrar los resultados del condicionamiento...

Han decidido quién es digno de llamarse catalán y quién no.

Han conseguido que algunos hablen de un conflicto entre España y Cataluña, como si no fueran el mismo cuerpo.

Han sacado el fanatismo de las cuevas. No les importa la verdad, sino contar una historia retorcida, con opresores y oprimidos.

Y aunque nos deje los ojos como platos, hay gente en el mundo que se la traga.

Sobre todo, creen que el sistema es débil, que un poquito desde dentro, un poquito desde fuera, pueden derribarlo si lo golpean lo suficiente. Ya se apropiarán de las ruinas.

El sistema somos los millones de personas que convivimos bajo normas imperfectísimas, y aun así mejores que cualquier otra alternativa.

Pretenden imponer su tiranía, adornada de ropajes estelados, oculta tras la máscara del fervor. ¡Oh, independencia! ¡Oh, república!

Por eso vuelvo a decir: creen que van ganando.

Por eso pregunto: ¿van a ganar?



No hay comentarios: