martes, 22 de abril de 2014

Vida de perros

Nada, ropa chula, gafas de marca, coche caro con chófer, y aun así no había manera. Ya no sabía qué hacer para que se fijara en él cuando se cruzaban por la calle.

La hermosa cocker spaniel le traía completamente loco.



1 comentario:

Edurne dijo...

Vamos, que ni perrito que le ladre...!

Besos!
;)