viernes, 2 de septiembre de 2011

Via dell'...

Es una calle que muchos buscan.

A veces, deambulando por callejones que vagamente se le parecen.

Otros no. Llegan a ella de forma inesperada y simplemente entran.

Aunque hay quienes la evitan. Tienen miedo a caminar por ella.

Puede ser arriesgado, es cierto.

Porque nunca se divisa adónde conduce. Y la respuesta no figura en ningún mapa.

Incluso con la luz del día más transparente, cuando nada puede ocultarse detrás de las esquinas, en alguno de sus recovecos, hay quienes se asoman a ella con recelo, a través de ventanas con vidrios emplomados.

En el familiar silencio de sus casas, se saben seguros.

No abren las cerraduras. No cruzan los umbrales. No muestran la llave a nadie.

Y la vida pasa silbando como el viento. Y no vuelve atrás, jamás vuelve atrás, en Via dell'...



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

8 comentarios:

Edurne dijo...

Largos o cortos los paseos por ella, pero siempre que serán recordados con dolor, con alegría...
Quiñen no quiere encontrarla, y caminarla, a pesar de los riesgos que entraña!

Buena la intriga que nos has planteado!

Un abrazo!
;)

Trinidad dijo...

Es vital transitar por ella de alguna u otra manera.

Salud.

Georgina Hübner dijo...

Me encanta, Via dell´Amore...ay, l´amore, l´amore...(las fachadas no podían sino ser de piedra :)

Espérame en Siberia dijo...

Qué hermoso pasearse por ahí de por vida.

Muchos besos, cariño.

luis dijo...

Una via por la que circulamos todos, antes o despues, y en la que nos cuesta acompasar los pasos.
Una veces pasamos demasiado apresurados, otras miramos sus decoradas losas y sin embargo no alcanzamos a entrar en sus rincones... en fin un lugar para transitar, eso seguro, pero...
Un abrazo amigo

Monique LaMer dijo...

Aunque esa Via está en todas las ciudades, yo me atrevo a preguntarte dónde tomaste la foto...

Winnie0 dijo...

Un hermoso paseo!!! bss

La Myanmaresa dijo...

Fantástico. Me ha encantado cómo a raíz de un encuentro (aunque sea con las piedaras) hilas toda una reflexión y una historia.