miércoles, 31 de diciembre de 2014

Feliz 2015

A pesar de todo
o gracias a todo,
podemos alzar la mirada
y la voz.

Día. Noche.
Siempre una luz
dentro y fuera
de nuestras venas.

Vivimos.



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 28 de diciembre de 2014

Man Får Vara Glad Att Man Inte Är Död

Es domingo por la noche, se han acabado las vacaciones y mañana hay que madrugar. Con la rasca que hace.

Voy a escuchar una de Lars Demian acorde con mi estado de ánimo.
Det är dåligt väder och dålig smak
Dåliga flickor på ett sjaskigt gammalt hak
Dåliga vanor och ett dåligt humör
Man får vara glad att man inte bara faller ner och dör.
Pues el vídeo de la canción ha sido fácil, pero… qué cosa más rara. No me puedo creer que a continuación haya buscado la letra y sólo haya podido encontrarla en sueco.

Nada, nada, esto va a cambiar tal que ya, dejadme solo. A ver, hum, de esta palabra no me acuerdo, esta expresión yo creo que… mmmm, a lo mejor si ponemos esto así y a esto otro le damos la vuelta, entonces quedaría más o menos…
Vivir la vida es divertido, hay mucho por lo que alegrarse,
no te cobran por respirar y los trenes llegan puntuales.
Y piensa que la publicidad es guay, no sale una sola pena,
en fin, un mundo de colorines aunque no lo sea tanto de verdad.

Porque aquí tenemos mal tiempo y mal gusto,
chicas malas en un viejo garito cutre,
malos hábitos y mal humor,
ya podemos dar gracias de no caer redondos y palmarla.

Pero qué va, no hay motivos de queja, ninguna razón para refunfuñar,
echamos una mano a los desfavorecidos y el rey es muy majete.
Además tenemos un buen gobierno, derecho al voto y democracia,
aunque con tanto donde elegir, esté claro lo que va a pasar.

Pues eso, mal tiempo y mal gusto,
chicas malas en un viejo garito cutre,
malos hábitos y mal humor,
ya podemos dar gracias de no caer redondos y palmarla.

Mala fama, sin estilo, una mala excusa para la mala vida,
mal juicio, un asco de sueldo, los nervios de punta en este mal ambiente,
malas perspectivas y una ayuda del paro de chiste,
podemos dar gracias de no haberla palmado ya.
Acabarán gustándome los lunes.



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 23 de diciembre de 2014

Nuestro mundo (V)

Nuestro mundo adora la fantasía.

El honor, la nobleza, el corazón, la hermandad, la justicia, los poderosos villanos finalmente derrotados…

Todo desde el sillón, por supuesto.



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 12 de diciembre de 2014

Nuestro mundo (IV)

Nuestro mundo se humilla ante muchos dioses.

Los hay de oro.

Los hay de piedra.

Los hay de papel.

De carne y hueso…

Y luego están los que definitivamente odian a la humanidad.



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 8 de diciembre de 2014

En el metro (VI)

A primerísima hora de un viernes, mi amiga me mandó un mensaje.

Diente de basilisco, ojo de tritón, extracto de mandrágora y cola de lagartija.


No, el mensaje no era ese, sino los ingredientes que debió de mezclar en su caldero para escribirlo. Porque sin venir a cuento, me conminaba a liar el petate y largarme a vivir a Alemania, ponerme hasta arriba de salchichas y cerveza, y enrollarme con alguna pelirroja de ojos verdes del lugar.

¿Alemania? ¿Salchichas? ¿Cerveza? ¿Pelirroja? Somnoliento, respondí que resultaban demasiadas novedades de repente, y los viernes no suelo estar yo ya para muchos dolores de cabeza.

De manera que no le hice caso, transcurrió la jornada laboral y llegó por fin la tarde. Ah, libertad, libertad. Tras realizar algunas compras entré en el metro, apenas una parada antes de mi transbordo.

Se abrieron las puertas del vagón, y allí…

Allí estaban los ojos verdes más verdes del mundo.

Como el espejo de mil lagos, manantiales y torrentes reunidos.

Y su poseedora era… pelirroja.

Me palpé de inmediato los bolsillos para comprobar si tenía un amuleto que me protegiera, algún metatarso de San Malaquías o así, ante tamaña muestra del poder profético de mi amiga.

A continuación vi que la susodicha llevaba consigo una maleta. ¿De camino quizás al aeropuerto? Glup.

Y cuando se puso a hablar con otra viajera en alemán, ya no supe qué pensar.

¿No me quedaba otro remedio que meter tripa, sacar pecho, calzar el monóculo, entrechocar los talones, presentar mis respetos e invitarla a tomar una jarra de Weizenbier con tapa de Bratwurst donde quiera que volara, todo por imperativo de un conjuro?

«Próxima estación… Correspondencia con…».

No podía seguir pensándomelo más. Di un paso al frente, con espíritu prusiano.

Y con otro paso añadido salí al andén, la cabeza muy alta, el porte erguido, desafiando audaz al hechizo.

Abracadabra. Vamos, anda, a mí con esas…


Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...