lunes, 25 de octubre de 2021

Brevísima y elogiosa nota sobre… (LXXX)

Debe de ser uno de los conflictos más representados en la historia del cine. De algo tenía que servir un Hollywood en la propia casa.

La Guerra de Secesión Estadounidense ha tenido tantas puestas en escena –más o menos mitificadas−, que raro es quien no conozca los choques más importantes, sus generales, y unas cuantas canciones del tipo When Johnny Comes Marching Home, Dixie o el Himno de Batalla de la República.

Ahora bien, ¿disponemos de una visión de conjunto? ¿Una donde la carga de Pickett, el combate naval entre el Monitor y el Merrimac o el oro confederado en una tumba sin nombre junto a la de Stanton disfruten de una lógica más compleja, de un entorno y unos efectos más definidos?

Es lo que ofrece Norte contra Sur, de Jesús Hernández.

Primero, una panorámica económica, social y política de los bandos justo antes de que sonaran los cañones. ¿Era el estallido inevitable? ¿Estaba Lincoln dispuesto a concesiones incluso sobre la esclavitud? De hecho, ¿era este el punto de fricción más importante?

Segundo, lo cerca que se encontraron las tropas secesionistas de la victoria. Un éxito al límite en Gettysburg, y quizá las potencias europeas las hubieran reconocido diplomáticamente.

Tercero, por qué se recuperó la Unión a tiempo. Y por qué causas, a pesar de las increíbles bajas y el sufrimiento, se prolongaron las campañas durante años.

También, qué queda aún de ella en el imaginario colectivo. El juramento a la bandera sigue proclamando, siglo y medio después, que la nación es indivisible.

En pocas palabras, una obra bien escrita, documentada y de amenidad lectora a toda prueba. Enhorabuena.




No hay comentarios: