martes, 20 de abril de 2021

A la escucha (XXIV)

Hay películas que son como una droga. Alucinógenas, con un poder inmenso para agarrarte del hipotálamo y dejarte repantigado en el sofá.

Te encuentras sin querer con un canal que la pone y es más fuerte que tu voluntad.

No importa que la puedas grabar, que la tengas en tu videoteca, que la hayas visto cien veces, que puedas hacer cualquier otra cosa de provecho en ese tiempo, en vez de marcar tu huella sobre el cojín.

Empieza a sonar una melodía y…

Como la imaginada por Gabriel Yared para El paciente inglés.


No hay comentarios: