miércoles, 31 de octubre de 2018

La palabra...

La palabra que emociona.

Que trae a nuestro cuerpo paz.

Que consigue hacernos soñar, ignorando el frío, el oscuro aliento, de un octubre sin piedad.

La palabra apenas audible, pronunciada al alba con los labios entreabiertos.

Zzzzzzzzzzzzzz, puenteeeeeeeee, zzzzzzzzzzzzz…

Sí, esa palabra.

Puente.

¡Puente! ¡Que no hay que madrugar! ¡Toma!



No hay comentarios: