lunes, 21 de mayo de 2018

¡Reeeeeeeeboooteeee!

Este que suscribe se apresta a impulsarse para taponar, jugársela de tres o meter los tiros libres. Lo que necesite el equipo en el último minuto.

Para eso necesitaré todos los muelles que la madre naturaleza e infinitas horas de gimnasio han proporcionado a mis piernas.

Y bueno...

Como ni una cosa ni la otra son como para tirar cohetes, me coloco en cuclillas sobre el sofá, a ver si me ayuda en el salto.

La pelota cruza el aire, da en el aro... ¡Ah! ¡Corta!

¡Reeeeeeeeboooteeee! ¡Canasta! ¡Euroliga!

Desde luego, este sí que es un deporte de realidad virtual. Menos mal que tengo el televisor a dos metros.



No hay comentarios: