lunes, 26 de febrero de 2018

Brevísima y elogiosa nota sobre… (XIII)

Algunas veces, no demasiadas, te sientes como yo ahora.

Justo has terminado la novela. Y te preguntas: ¿qué acabo de leer?

Esa historia tan vívida, tan cercana, tan plena de matices.

La de unas mujeres en la posguerra que no han salido de ninguna enciclopedia.

Que son tu abuela, tu madre, tu hermana, tu esposa, tu compañera, tu hija...

Que somos en parte todos.

Contada con esa riqueza de expresión y de registros.

Algunas veces, no demasiadas, te sientes afortunado con un libro.

Sabes que no va a desaparecer de tu memoria.

La voz dormida, de Dulce Chacón.


No hay comentarios: