lunes, 11 de febrero de 2019

Brevísima y elogiosa nota sobre… (XXI)

¡Por fin!

Aunque ha tenido que transcurrir algún tiempo desde el inicio de la temporada, por fin paso la última página de un libro y me digo: este es especial.

Especial y difícil, porque demanda una concentración extrema. Sobre todo el cuarto acto, con las tensiones del diálogo entre Tyrone y Edmund in crescendo lenta, muy lentamente, preparando el clímax dramático cuando se unan a la escena Jamie, ahíto de whisky, y Mary, bajo las brumas de la morfina.

Pero paga dividendos. Permanecer atentos a la historia que nos lega Eugene O'Neill en Largo viaje hacia la noche significa profundizar en almas torturadas bajo la apariencia de una plácida familia burguesa. Hasta que el alcohol, la enfermedad y las drogas sacan todo lo que sus miembros llevan dentro de sí.

Teatro sobre la propia experiencia del autor. Teatro sobre los errores como piedra angular de la vida. Gran teatro.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios: