lunes, 5 de junio de 2017

Afónico

Vaya, que nadie me cree.

Todo el día me he pasado intentando que surgieran de mí las palabras, que el don del verbo trajera la verdad a los escépticos.

Pero cada vez que abro la boca…

Nada. No hay manera.

Afónico. La garganta como papel de lija.

Así, ¿cómo convencer a la peña de que no, no vi el partido, y no, no me fui luego de juerga gritando por ahí?

Es que tenía entrada para El gallo de oro…



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios: