lunes, 26 de junio de 2017

Brevísima y elogiosa nota sobre…

Descubrir a un poeta.

Esa sensación tan personal…

Como cuando un niño adivina que unas figuritas negras forman palabras, y las palabras frases, y las frases ideas, y ese es el verdadero corazón del mundo.
eres como mirar al fuego
como arrendar mis rizos a la sal y la arena de mayo
como enterrar mi cuerpo entre tus manos
y beber, lento y largo, agua de madrugada.
Como leer a Patricia García-Rojo y su Amar es aquí.



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 16 de junio de 2017

Duda existencial

Tengo una duda.
Una duda de esas que...

Paso por la mañana junto al estanque.
Busco con la mirada al pato.
Paso al mediodía junto al estanque.
Busco con la mirada al pato.
Paso por la tarde junto al estanque.
Busco con la mirada al pato.

El pato siempre está ahí.
¿Será entonces el mundo real?



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 12 de junio de 2017

La mejor

La historia de hoy comienza frente a un semáforo que se pone en rojo.

La niña llega y se para, parece más contenta que unas castañuelas. Toma un diploma de la mano de su madre y le da un beso.

−Ya ves, María, eres la mejor jugadora de la temporada.
−¿Pues sabes qué? Cuando me han dado el premio, Sergio ha protestado.
−¿Y eso?
−Ha dicho que yo era una chica.
−¡Anda!
−Cuánto machismo, ¿verdad, mamá?
−Sí, cielo, mucho. Pero nunca hay que rendirse. Tienes que luchar por todo lo que quieres, sin venirte abajo. Ahora te toca también en los estudios, ¿eh?

Sonríe con tono cómplice.

La historia de hoy finaliza frente a un semáfono que se pone en verde.

Aunque en realidad debería decir que continúa.




Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 5 de junio de 2017

Afónico

Que nadie me cree, oye.

Todo el día me he pasado intentando que surgieran de mí las palabras, que el don del verbo trajera la verdad a los escépticos.

Pero cada vez que abro la boca…

Nada. No hay manera.

Afónico. La garganta como papel de lija.

Así, ¿cómo convencer a la peña de que no, no vi el partido, y no, no me fui luego de juerga gritando por ahí?

Es que tenía entrada para El gallo de oro…



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...