viernes, 4 de noviembre de 2016

Excusas

Ding.

Ññññññññññ, un whatsapp de esos. A ver quién es.
«Pongo en tu conocimiento que acaban de entrar dos walkirias en el brasileño de (nombre de calle) y sólo una de ellas llevaba compañía masculina».

Ya…

Esto sólo podía mandármelo una persona en el mundo.

Mi vecina.

Jo, pero es que…

Ya me he puesto las zapatillas.

¿Y desde cuándo hay ahí un brasileño?

No sé.

Porque un rodizio a estas horas…

Iba a hacerme una ensaladita de tomate.

Además…

No tengo hoy el cuerpo para mucha valquiria.

¿Qué hacer, qué hacer?



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios: