miércoles, 11 de mayo de 2016

Lo que Shakespeare no dijo

−Tango 4 a Romeo 1.

Ssssssssssssss.

−Tango 4 a Romeo 1.

Ssssssssssssss.

Yo estoy a lo mío, con la mirada deslizándose distraída por los azulejos del baño. Pero a la segunda llamada no puedo evitar girar la cabeza hacia donde suena el walkie-talkie: tras la puerta de un cubículo para aguas mayores. Romeo 1 debe de encontrarse ocupado.

−Tango 4 a Romeo 1.

La interjección que suelta Romeo 1 sugiere que no tiene ganas de contestar a Tango 4. Ni a Tango ni a Charlie. Ni a Mike, ni a Papa, ni a Victor, ni a Zulu.

No, Golf o Whiskey, por muy tentadores que suenen en el alfabeto radiofónico, seguro que tampoco le convencerían.

Aunque, claro, ¿y si se tratase de...?

Ññññññññññ.

Bah, creo que ni siquiera Juliet sería capaz. Y es que a Shakespeare se le olvidó decirlo, pero hay momentos en la vida de todo Romeo que…


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios: