martes, 24 de mayo de 2016

Aquellos ojos

Me miró fijamente.

Yo me estremecí.

Había hielo en sus ojos.

Aún quise esbozar una sonrisa, intentando despertar en ella un gesto de simpatía.

Una única palabra de redención.

Pero en vano.

Aquellos ojos...

Aquellos ojos...

Y bueno, sigo teniendo escalofríos cada vez que recuerdo a la encargada de sellar los pasaportes en el aeropuerto de Moscú.




Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios: