lunes, 19 de octubre de 2015

Tractatus

Posiblemente sólo entienda este libro quien ya haya pensado alguna vez por sí mismo los pensamientos que en él se expresan o pensamientos parecidos.
Abro el libro.

Una edición bilingüe, qué bien. Mmmmmm... Y parece un alemán muy clarito.

Tic tac, tic tac, tic tac.

Bueno, el prólogo me lo salto, porque es un poco rollo.

Tic tac, tic tac, tic tac.

Casi mejor me paso a la versión traducida, a ver si es eso lo que...

Tic tac, tic tac, tic tac.

Venga, que tú puedes. Que sólo te queda la última página, ahí debe de estar eso tan famoso de que lo mejor es callarse, que llegas, que llegassssssssssssss...

¡Plof!

Cierro el libro.

El Wittgenstein este me hunde en la miseria.



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios: