jueves, 3 de septiembre de 2015

A modo de diario (VIII)

Sí, ya sé que puedo leer en la cama.

O tirado en el sofá.

Incluso en la bañera, si alguna vez me da por ahí.

Pero nada se parece a una tumbona bajo los cocoteros.



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios: