jueves, 3 de septiembre de 2015

A modo de diario (VIII)

Sí, ya sé que puedo leer en la cama.

O tirado en el sofá.

Incluso en la bañera, si alguna vez me da por ahí.

Pero nada se parece a una tumbona bajo los cocoteros.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios: