martes, 28 de julio de 2015

En medio segundo

Las cabezas se levantan de repente, en plan suricata. Mis compañeros olfatean el aire con expectación.

Libero el rabillo del ojo para saber qué porras distrae a la peña. Ah, ya veo.

En medio segundo trazo un análisis: ángulo de la nariz, distancia entre los ojos, radio de las orejas, hipotenusa del mentón, logaritmos labiales, proporción áurea en general... y vuelvo a concentrarme en mis cosas.

Una replicante, sin duda. Yo no necesito el test de Voight-Kampff, a mí no me la dan con queso los de Tyrell...



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios: