domingo, 1 de febrero de 2015

Literatura

Visita rutinaria al quiosco del aeropuerto. Voy ojeando libros, revistas, titulares de prensa, haciendo tiempo hasta que salga el avión.

Y de repente, ahí está, en uno de los anaqueles.

Observo incrédulo la portada, una edición baratucha que parece imposible contenga la suprema sabiduría. La respuesta mística.

Y no me refiero a esa chorrada del sentido de la vida, el universo y todo lo demás. Esto va más allá, al meollo mismo del asunto.

¿Lo compro? ¿Lo compro?

Ay, no me atrevo, su promesa de conocimiento infinito me paraliza hasta la inacción. Pero eso sí, tomo buena nota del título para el futuro, cuando mis emociones consigan asentarse:

El cuerpo perfecto en 4 horas. Una guía asombrosa para perder peso en poco tiempo, disfrutar al máximo del sexo y convertirse en un superhombre.


Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios: