viernes, 13 de febrero de 2015

La nueva generación

Una vez captado el interés del auditorio, me aclaré la voz para darle un tono cálido y confiable, puse en orden el material de apoyo y…

Comencé.

Ajedrez, tema 1: movimientos de las piezas. Aperturas básicas: española, italiana, escocesa, gambito de rey, gambito de dama, defensa Philidor, siciliana, escandinava, Caro-Kann.

Mi auditorio de…, digamos un par de personas, me miraba.

Y la que por edad más cosas sabía de la vida decidió de repente introducir una innovación.

Consiste en juntar todo lo que pilles en el centro del tablero, formando una masa sin distingos de color, tan racistas, ni fronteras de casillas, tan xenófobas.

A continuación, que jueguen entre sí como les dé la gana. Peones como sombrero de reyes, torres haciendo el pino, tú la llevas entre damas y alfiles…

Eh, sin reirse, que su inventora tiene tres años y ya va al cole. Y en su cole aprenden los números en inglés y hay una profesora que se llama Natalia y una sala mágica, que me lo ha contado.

El más joven, por su parte, desarrolló el que en adelante será mundialmente conocido como ataque del caballo único.

Es decir, el equino avanza entre líneas con el ímpetu de toda una horda de cosacos, machacando cualquier obstáculo que se interponga en su camino.

Con orgullo de tío, me dieron ganas de exclamar ¡saporoski! al ver el resultado de esa variante.

Cuando se cansaron del ajedrez, pasamos al escondite. Tema 1: rincones y huecos más propicios…



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios: