domingo, 7 de septiembre de 2014

En el metro (V)

Yo la llamo la chica rara.

No es verde y con antenas, pero...

Resulta que una vez estaba yo tan tranquilo esperando el metro, leyendo sin meterme con nadie, cuando apareció ella y se puso justo a mi derecha. Hasta ahí, vale.

De repente cruzó por delante. En un andén casi vacío, y yo de pie cerca del borde, ya fueron ganas por su parte de pasar a una distancia que invadía mi cinturón de Van Allen. ¿Qué quería, que pegase un brinco?

Ahora la tenía a la izquierda. No, no, detrás de mí. Un momento, de nuevo a la derecha.

Tras una vuelta de órbita completa alrededor de mi persona, se me quedó mirando.

Y si hacer todo eso no es de marcianos, pues no sé de qué otro planeta será. A lo mejor es que estaba aquí de visita, me confundía con John Carter de la Tierra y efectivamente hubiera tenido que ponerme a dar saltos...



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comentarios:

Monique LaMer dijo...

Ah, me encantan las novelas de John Carter!!!

pseudosocióloga dijo...

Ja, ja, ja...