jueves, 30 de enero de 2014

El rockero

Querido blog: hoy...

¿Pero cómo coj... se me ocurre abrir una entrada con esa frase? Joer, que soy un tío bragado, que llevo barba de tres días, chupa negra y voy por la calle escuchando a Barón Rojo.

Nada, nada, la borramos, ya pensaré en otra cosa. Bueno, a ver si lo tengo todo preparado, que es tarde y hay que irse a la piltra.

¿La chupa? Sí, colgada en el galán de noche, no vaya a ser que se me arrugue. ¿El ipod cargado...? Vale. Ah, voy a darme un poco de gel hidratante en la barba, que si no por la mañana se pone como la lija.

Es que ya lo dice la canción: los rockeros van con tías buenas.


Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 28 de enero de 2014

Catarsis

No puedo imaginar, va más allá de cualquier entendimiento metafísico, que pueda existir otro placer en la vida mayor que asistir a un Tristán (y una Isolda, claro).

Incluso en lo más alto del gallinero del Real, con las rodillas medio encogidas durante horas, con un tipo al lado que se duerme (¡y ronca!) nada más sonar el acorde del tercer compás, langsam und schmachtend...

Otro detrás a quien se le cae estrepitosamente el móvil durante el solo del corno inglés...

Y un tercero delante que se pasa la velada iluminando la pantalla del suyo...

No hay fuerza suficiente en el universo para evitar que el éxtasis más puro nos atraviese una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez.

En una palabra:

Catarsis.


Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 26 de enero de 2014

Amor frustrado

–¿Y tú eres vip?
–Bueno, no, eh, del montón más bien. Normalito. Tirando a insignificante.
–Vaya, lo siento. Entonces no tienes nada que hacer conmigo.



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 24 de enero de 2014

La Mirinda

La lancha aceleró, salvajemente encabritada sobre las olas, alejándose de la isla a la máxima potencia de sus cuatro motores fueraborda.

–Bien hecho, brillante misión. Este es el fin de Spectra. Se nota que todavía estás en forma.
–Bueno, no ha sido nada. Pura rutina, jefe. ¿Hay algo de beber en el frigo?
–¿Te apetece una Mirinda?
–Ja, ja, ja. Mirinda, qué cachondo, si eso es del año de la tana. Y unos sugus para acompañar. Y petazetas, y un flash de segundo. Y de postre palotes, y un Tigretón, y... y... Ja, ja…

Ja…

¿Ja?



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 22 de enero de 2014

Otro sueño

Iba con una amiga por una calle de mi antiguo barrio. Giramos a la derecha y de repente no reconocí dónde nos encontrábamos.

Entramos en un taller. Recuerdo que había dos antiquísimos 600, herrumbrosos, cayéndose a pedazos. Pasamos por un patio, subimos un terraplén, atravesamos una malla metálica…

Aún no me orientaba, pero seguimos caminando hasta alcanzar un seto. Entre hojas y ramas, mi amiga descubrió una consola con teclas. Me susurró que marcara una secuencia de números.

Se abrió una puerta secreta en el seto. Al otro lado nos aguardaba una sala en semipenumbra, con una escalera de caracol elevándose en el centro.

Un estrecho pasillo. Una ventana muy alta. Ella me pidió que la levantara, haciendo estribo con las manos, para poder mirar.

Llegó un oso polar con una gorra en la cabeza y nos dio la bienvenida.

Las seis de la mañana. Despertador.

A toda prisa garabateé estas notas, con una letra que ahora me resulta difícil entender. Atisbé si estaba nuboso tras el cristal de mi habitación.

Y me planteé qué me depararía la jornada.



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 18 de enero de 2014

2013 en remembranza

¡Hala, menuda siesta! ¡Me he quedado frito y ya es 2014!

Con los párpados aún rebeldes a abrirse tras su larga hibernación, releo lo último que quedó registrado en esta bitácora, aquellas grandes esperanzas que depositaba en 2013. ¿Se habrán cumplido?

¡Uaaaaaaaaah! ¡El Madrid, campeón de liga! ¡Uaaaaaaaaah!



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...