domingo, 7 de octubre de 2012

Sueños raros

Soñé que esperaba en la parada del autobús. Pasó una avioneta y me recogió.

En vez de volar, nos deslizamos por el asfalto. De repente, otra avioneta se saltó un ceda el paso, lo que provocó la airada respuesta del piloto. Después me dijo que había obras en la calzada. Fin de trayecto.

Me apeé y sonó el despertador.



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 comentarios:

Winnie0 dijo...

... y los sueños...sueños son !! Abazos

Edurne dijo...

Menos mal que no es el dinosaurio el que sigue ahí!

Mira que son absurdos los sueños, eh!

Pues yo me voy a soñar un ratito...

Besos.
;)

Sandra Montelpare dijo...

Hay realidades que parecen de sueño. En esos casos, es muy conveniente desconfigurar la alarma del despertador. Slaudos van, Mannelig!