martes, 17 de enero de 2012

Nueva compañera

Sí, de acuerdo. Le he sido infiel.

Después de tanto tiempo juntos, de tantas alegrías, de tantos kilómetros recorridos de la mano... Lo que he hecho es bigamia, por lo menos.

Y sin embargo, no he podido evitarlo. La recién llegada se le parece, pero con más, con muchos más... botones. Resulta interesante averiguar su reacción cuando pulso alguno de ellos.

Además, ella me pedía cosas que cada vez resultaban más difíciles. Que si cámbiame el carrete, que si límpiame el objetivo, que si ya no le prestas tanta atención como antes a mis baterías...

Así que lo siento, pero mi nueva compañera ha venido para quedarse. Tendremos que convivir los tres. Se llama Nikon, pero eso me suena a japonés, yo prefiero Hildegarda, o Eloísa, o Gertrudis, algo con raigambre.

Ya hemos salido alguna noche, para ir probando cómo nos acoplamos. Y creo que nuestra relación va a resultar fructífera.



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

5 comentarios:

Winnie0 dijo...

ja ja Bien estrenada está!!!! bss

Lola Mariné dijo...

¡Que bien!
Espero que nos des paseos bien documentados por esos mundos.
Saludos

Jan Puerta dijo...

Así empiezan las largas relaciones.
Un abrazo

Edurne dijo...

Ciertamente, nos podíamos haber encontrado.
Yo también llevaba una nueva!
;)

Georgina Hübner dijo...

Yiiijaaa!!!!!