jueves, 12 de enero de 2012

Fantasmas petersburgueses

–Marquesa...
–¡Querido conde!
–En este vergel de hermosas flores, vos sois la rosa que...

–¡Pepeeeee! ¡Ponte más a la derecha!

–Qué galante, Nicolái Petróvich.
–Oh, Natalia Feodorovna, mi nombre en vuestros labios es como el rocío que...

–¡Pepeeeee! ¡Junto al chorrito de la fuente!

–Seguid, seguid.
–Em... el rocío que baña los prados del Elíseo cuando la divina Venus...

–¡Pepeeeee! Otra vez, que te has movido.

–Sois verdaderamente irresistible, conde, no os detengáis.
–La divina Venus suspira de envidia por vuestros ojos, vuestra nívea garganta, vuestro excelso talle, vuestro...

–¡Pepeeeee! Ahora hazme tú a mí otra.

–¡Se acabó! Yo, así, no puedo.
–Pero, pero, ¿qué os ocurre?
–¿Dónde habré metido el rapé? Excusadme, marquesa, es que no consigo concentrarme. Llevamos aquí más de dos siglos y medio, y de un tiempo a esta parte, desde que todo el mundo entra al palacio con esos extraños objetos de retratar, esto es un suplicio.
–Ay, plebeyos...
–Marquesa...
–¿Conde?
–Estaba pensando...
–¿Sí?
–Dos siglos y medio...
–¿Siií?
–Creo que vos y yo...
–¿Siiiiií?
–Vos y yo...
–¿Siiiiiiiií?
–Ya va siendo hora de que...
–¿Siiiiiiiiiiií?
–Os lo ruego, esperadme esta noche junto al pabellón de la zarina.
–¿Siiiiiiiiiiiiiií?
–Tantos años de fantasmas y aún no le hemos dado un buen susto al vigilante.
–Jijijijiji. ¿De los de gritar y ulular? Travieso...



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 comentarios:

luis dijo...

Magnifica entrada esta de hoy. Si aquellos personajes hablasen después de una visita guiada, este seria el dialogo que escucharíamos.
Genial
Un abrazo

Winnie0 dijo...

ja ja n dialogo que quedaría muy bien interpretado Un beso de viernes

Edurne dijo...

Muy bueno, me he metido en la piel de estos fantasmas, y, ciertamente, así no hay quien se concentre!
;)

Un abrazo!

Erato dijo...

Me encantó.Qué fácil visualizar a estos fantasmas y qué bien lo contaste.Abrazos, Mannelig