domingo, 22 de enero de 2012

Canciones armenias

Me encontraba una noche en una taberna de Ereván, mientras un grupo ofrecía muestras del folclore local.

Eran melodías muy bonitas, y los músicos lo hacían realmente bien. Pregunté de qué iban las letras.

–Está claro –me respondieron. –De amor.

Aaaah, es verdad. Si nos paramos a pensarlo, de cada cien canciones noventa y ocho tratan de lo mismo. Pero quería algo más de precisión, más detalles, así que me tradujeron una de ellas:

«Eres tan esbelta como un plátano, voy a poner velas para que salgas al campo y la brisa te acaricie».

Me dio la risa floja.

–¿De qué te ríes? El plátano es un árbol muy esbelto.

Pues es verdad.

Oye, ¿y si funciona? Nada, nada, yo me lo apunté y no veo el momento de empezar a practicar: «Hola, ¿sabes que me recuerdas a un plátano que...?».


Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 comentarios:

luis dijo...

Con esas palabras lo vas a tener realmente duro amigo. Detalle claro de lo muy cambiantes que somos en la apreciación de los significados que les concedemos a las palabras.
Bueno intentalo de todos modos y ya me cuantas
Un abrazo

Edurne dijo...

Es que a veces, un gesto vale más que mil palabras, o imágenes, o insinuaciones o... qué sé yo!
Pero seguro que con la música y la voz tendrías el éxito asegurado, vamos!

Muy curiosos estos armenios, ya lo creo!

Un abrazo!
;)

Alter dijo...

Es sorprendente lo que nos llegan a emocionar algunas canciones sin ni siquiera entender lo que dicen.. creo que si fuera en castellano no triunfaría mucho.

P.D. Con tu permiso, me cuelo y me quedo ;)