lunes, 23 de mayo de 2011

Madonna col bambino

Florencia, Galleria degli Uffizi. Me paro delante de un cuadro muy bonito, la Madonna col bambino e due angeli, de fray Filippo Lippi. Una profesora de arte me explica cuál es su origen y aquí lo transcribo, en breves líneas. Más o menos ocurrió así...

Al principio andaba Filippo tan feliz en su convento de carmelitas, dedicándose a escuchar maitines y trinos de verderón. ¡Qué paz! ¡Qué sosiego!

El caso es que también pintaba, de manera que un día llegó de visita Cosme de Medici el Viejo, gran protector de las artes, y le preguntó qué tal le iba.

Pues nada, contestó el fraile, había pensado empezar una virgen con niño. Lo que pasa es que no acabo de inspirarme. Tendría que tomar algún apunte del natural, no sé...

Vaya, dijo el mecenas, aquí dentro va a ser difícil. Mejor te acercas hasta Santa Catalina de Prato, preguntas por la superiora, le dices que vas de mi parte, y a ver si hay alguna monja que merezca la pena, con perdón, para que la dibujes.

El apellido Medici tenía peso. Al poco, la madre abadesa hacía las presentaciones: aquí el hermano Filippo, aquí la hermana Lucrezia. ¿Necesita algo más vuestra paternidad?

Ji, ji, ji, ja, ja, ja, entre pincelada y pincelada, unas cosas llevaron a otras y... Cuando los dos se fugaron, la curia frunció el cejo. Dichoso Renacimiento, estas cosas no pasaban en el Gótico.

En fin, ellos a lo suyo. Afortunadamente, la influencia de Cosme les consiguió una dispensa papal, y su mutuo gusto por haberse conocido se convirtió en dos hermosas criaturas: niño y niña, la parejita.

Y desde entonces Filippo, cuando necesitaba algún rostro que incitara a los más altos pensamientos, pintaba el mismo. ¿Una santa? ¿Una Salomé? ¿Unos frescos en la catedral de Spoleto? Igual daba. Siempre se sentía inspirado.



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 comentarios:

Winnie0 dijo...

Uno de los museos para mi más bellos.....la Galeria de los Ufficci.... Besos

luis dijo...

Lastima que yo no sepa tomar un pincel en las manos. Por lo demás, en lo de la inspiracion ando como Filippo a golpe de inspiración je je.
Gracias por la información
Saludos

Georgina Hübner dijo...

Las musas (o los musos)...ay...

Miguel Baquero dijo...

Hay que reconocer que la mujer es muy bella... pero tanto como para reducir a ella todo el universo femenino lleno de rostros encantadores