lunes, 21 de marzo de 2011

Cantata-fantasía

Giran las aspas de los molinos. Las voces del viento llaman a un hombre derrotado, a un capitán de la nada.

Suenan las trompetas. Ya llega, ya llega.

A la luz del amanecer, una sombra cabalga por las llanuras de La Mancha. Junto a él, Sancho Panza. Dentro de él, Dulcinea.

Canta Don Quijote. Si ella pronunciara su nombre, aunque fuera sólamente una vez...

Los gigantes agitan amenazadores sus brazos. Visera calada. Lanza en ristre. No huyáis, cobardes y viles criaturas...

Todo por ella, la más hermosa de ínsulas y reinos. Ningún encantador podrá jamás impedirlo.

Su escudero no le comprende. ¿Por qué tantas penas y quebrantos? ¿Es que acaso él no tiene los mismos sentimientos? ¿Es que acaso a él no le espera en casa su fiel Teresa?

Desde lo profundo de un espejo donde el caballero vio por primera vez su imagen, Dulcinea aparece. El sueño se ha hecho realidad.

Pero la realidad no existe, dice Sancho, y también las otras voces, las del viento: nada en el mundo es real.

Dulcinea, de Lorenzo Palomo. Cantata-fantasía para un caballero enamorado.


Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comentarios:

Geminis dijo...

Muy lindo...
Qué lindo sería ser Dulcinea, y escuchar las palabras del amado...

Te invito a ver mi blog y a que comentes, soy muy, muy nuevita en esto.
Se aceptan críticas.
http://blogdeunasolteradesesperada.blogspot.com/

Beso,

luis dijo...

Una voz de la que solo me atrevo a disfrutar sin dejar juicio alguno. No hace falta creo yo.
Gracias