jueves, 20 de enero de 2011

Schubertiada I

La veía a diario.

Era maravillosa.

Siempre supo que no iba a corresponderle. Al fin y al cabo, era una condesa.

Y él...

Pobre Franz.



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 comentarios:

Winnie0 dijo...

dos palabras: Qué bonito.
Besos

Edurne dijo...

Sí, pobre Schubert, vaya vida que tuvo!
Pero su música es maravillosa...

Un saludo!
;)

Y gracias por la música!

luis dijo...

Eres un poeta en toda la regla amigo Mannelig.
Un saludo