viernes, 10 de diciembre de 2010

Mariposas

Me di cuenta mientras comía: estaba fuera, al otro lado del cristal.

Recordé la tarde en que una de ellas se había posado sobre la ventana de la oficina, aunque cuando quise llamar a más testigos, nadie me creyó. Demasiado alto, dijeron, te lo estás inventando.

También me vino a la memoria aquella que volaba en el vestíbulo de la estación, y aún otra más que, asombrosamente, entró detrás de mí al vagón del metro.

Es todo verídico, veo continuamente mariposas a mi alrededor. ¿Una señal? Lo que no sé es qué querrá decir.



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

5 comentarios:

Winnie0 dijo...

Es una canción TAN maravillosa...bss

MAGAH dijo...

Mientras no las tengas en la panza, todo seguirá bien!

Luis dijo...

Lo peor es que ya quedamos muy pocos que como tú y como yo las vemos en los lugares más insospechados.
Para mí es un placer continuar siendo de ese modo que muestra mariposas en todo aquello que importa.
Un abrazo.

Cybeles dijo...

Yo te creo! Dicen por ahí que las mariposas son "animales" de poder... así que pues fijate adonde te llevan! besos y me encanta esta canción!

Edurne dijo...

Y en el estómago, notas mariposas revoloteando en el estómago...?
Sería peligroso, pero también maravilloso, claro!

Yo sí te creo, hay veces en que veo muchas mariposas, las mías suelen ser de las blancas, y siempre pienso que son portadoras de noticias... lo que ya no hago es ponerme a pensar si serán buenas o malas nuevas, no vaya a ser que rompa la magia y el encanto de ver mariposas revolotear!

Un saludo a lo mariposa!
;)