miércoles, 24 de noviembre de 2010

La transformación

Volvía caminando a casa aquella madrugada, y se me ocurrió atajar por el parque. Más que las raquíticas farolas dispersas aquí y allá, arrancando sombras chinescas de los árboles, era la luna llena la que me guiaba. El silencio era total.

De repente, noté los síntomas. ¿Por qué sudaba de esa manera, por qué esos temblores, ese vello erizado? Miré alrededor con alarma: nadie. ¿De verdad no había ojos ocultos observando? Mis pasos se hicieron de plomo. ¿Y si por una vez no luchaba contra ello? ¿Y si dejaba salir a la fiera que vive en mi interior?

No pude contenerme más, el raciocinio me abandonó, fue puro instinto. Sin otros testigos que pudieran acusarme, las lechuzas, los somormujos, puede incluso que alguna ardilla en duermevela, sufrieron las consecuencias de la transformación. De mi garganta brotaron los primeros sonidos: la, la...

Laralalera, laralalaaaa, laralalera, laralalaaaa, largo al factotum della città, largoooo, laralalaralalaralalaaaaa...


Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

6 comentarios:

La Dame Masquée dijo...

Iba yo a pedirle que nos presentara a esa fiera que lleva dentro, pero veo que ya lo ha hecho, ya. Ahum.

Buenas noches, monsieur

Bisous

MAGAH dijo...

jajaja... o huyeron espantados o quedaron literalmente encantados con la música.

Usted dirá!...espero respuesta.

Edurne dijo...

Oye, qué cachondo... si yo pensaba que te ibas a convertir en Hombre Lobo! Jajajaja!
Y mira por dónde... laralalera... me encantaaaa, laralalaaa...
Aquí me tienes cantando a medio pulmón, por las horas más que nada...
Fígaro, Fígaroooo!

Bravo bravíssimooo!

Un abrazo de lo más operístico!
;)

Mai Puvin dijo...

¡Qué bueno!... Es una contundente demostración de libertad. Me encantó!

Besos

Luis dijo...

Eres increíble amigo. Contigo no hay quien pueda. Texto tras texto, día tras día...siempre la sorpresa, el jeribeque.
Un abrazo

Erato dijo...

Eres la leite,amigo Mannelig.Qué bien te las has apañado para hacernos creer a más de uno en la transformación a hombre lobo.Y siempre la carcajada final.Y encima te leo un viernes, para relajarme aún más.Gracias.Y buen finde lalalalala.Besosssss