domingo, 18 de abril de 2010

La luz

La luz,
detrás de mí,
o delante, o a un lado,
o quizás al otro, no estoy seguro
(estaba ebrio,
ebrio de vida).
La luz,
tan cerca,
que casi hubiese podido
tocarla,
arder,
consumirme en ella.
La luz,
difuminándose
paso a paso,
dejándome aquí,
vacío, sin nada,
sin nada.
La luz...



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

6 comentarios:

Lua dijo...

embriagarnos de vida,
aplaudo eso,
siempre

alex dijo...

No se como tomarme el final, "vacío, sin nada, sin nada."... la Luz hizo eso? bueno, si fue así, hay veces que esas luces nos ciegan tanto que despues no vemos nada.

Un beso cielo

Isa dijo...

La luz es algo fundamental en la vida, siempre nos hace ver el camino a todas partes, aunque a veces la luez es ténue, e incluso oscura.

Luis dijo...

Aquello que llega y sin tiempo se escapa. La luz una quimera que se esponja y se derrama. Un saludo

Magah dijo...

Gánele, la batalla es suya, tanta luz a veces enceguece.

Kutxi dijo...

"(estaba ebrio,
ebrio de vida)."

Gracias por eso. Lo guardo.

Muy buenos los versos.

Un abrazo,

Kutxi.