jueves, 15 de abril de 2010

La primera vez que compré…

Me han dicho que aquí encontraré lo que busco. Empujo la puerta y entro con precaución. No obstante, una indiscreta campanilla anuncia el paso que estoy a punto de dar. Atraída por el sonido, una de las señoritas tras el mostrador fija en mí la pupila. Su inmaculada bata blanca le da un aura angelical que me hace aún más vergonzante explicarle las razones de mi visita.

–Buenas tardes, ¿en qué puedo ayudarle?
–Hola, yo... yo quería... es decir...
–¿Sí?
–No sé exactamente...
–¿No?
–¿Ustedes tienen...?
–¿Sí?
–En realidad, no es para mí.
–¿No?
–Es un encargo de otra persona.
–Entiendo. ¿De su mujer, quizás? ¿De su novia? ¿De una amiga?
–Exacto, de mi... hum... mi mujer. No ha podido venir ella misma.
–¿Y le ha encargado algún producto en concreto?
–Eh, pues cualquier cosa. Lo mismo que me venga bien a mí, por ejemplo.
–Tenga en cuenta que hombres y mujeres son diferentes.
–Claro, ya lo supongo. Y si... sólo a nivel teórico... tuviera que recomendarme... Noto que últimamente he perdido algo de... ejem... ¿cómo diría? Algo de frescura en esta zona (la señalo con el dedo).
–Acérquese al espejo de aumento, por favor.
–¿Aumento?
–Es para hacerle el estudio.
–¿Está bien así?
–Perfecto. Gírese un poco. Ahora hacia el otro lado. Permítame comprobar el tacto de la piel.
–¿Qué le parece?
–Sí, ya veo el problema. Pero no se preocupe, es algo común, le ocurre a mucha gente. Le voy a recomendar una cremita que tiene unos efectos estupendos.
–Diga, diga.
–Si se la aplica por la noche con un suave masaje, va a mejorar esas ojeras. Su mirada será más luminosa.
–Ah, pues me la llevo.
–Aquí tiene. Además del contorno de ojos, le pongo en la bolsa unas muestras para hidratar. Pruébelas, evitan la aparición de arruguitas.
–Qué amable, gracias.
–De nada, vuelva siempre que quiera.

Vaya, al principio costaba, pero una vez entrados en confianza... No es tan difícil comprar productos de belleza pour homme, al fin y al cabo.



Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

11 comentarios:

Winnie0 dijo...

JA JA Pero si está a la orden del dia!!!bss

La Dame Masquée dijo...

Ah pues yo a esa persona tan cotilla no le hubiera comprado nada. Qué es eso de "¿De su mujer, quizás? ¿De su novia? ¿De una amiga?". Vamos, a ella que le importa? Va a ser diferente el producto segun sea la interesada novia o solo amiga?
O bueno, a lo mejor lo decia por segun lo que uno estuviera dispuesto a pagar, quien sabe.

Buenas noches, monsieur

Bisous

Mai Puvin dijo...

Soy una mal pensada ¡Lo asumo!... pensé que otra cosa andaba fallando... :$

Besazos, dicen que el amor es el mejor rejuvenecer ¿Cómo andas en eso?

Me voy antes que me tire con el pte de crena... :P

Netomancia dijo...

Y si hasta los más bravos en las películas usan algo de cosmética, porque no los mortales que vagamos por el mundo sin cámaras que nos filmen.
Claro que como usted dice, dar el primer paso cuesta... ja.

Luis dijo...

Será por mi avanzada edad, pero yo llevo años poniéndome de todo en la cara, en el cuerpo, en las manos, en los pies. Hoy por hoy hay todo tipo de tratamientos pour homme. Bueno, bueno, está bien, hay zonas que necesitan algo más que una cremita, pero eso a mis años va perdiendo importancia, Je je je.
Un saludo

alex dijo...

jajaja, pero tantas vueltas diste para eso jejejej, vaya. jajaja... yo normalmente los compro pero eso no me da tanto apuro. jejeje

Un beso cielo

PABLO FRANKO dijo...

Mire colega, yo no le aflojo jamás al Shampoo y Acondicionador y Baño de Crema "Control Caída" de Pantene. Muchos se rien al verme esperar unos minutos a que me haga efecto la crema con el agua tibia. Yo mientras me tomo unos mates como el más bravo y corajudo de los gauchos de las pampas... y los resultados... Son asombrosos!!! Ahijunaaaa!!!! Un abrazo.

Carlos Galeon dijo...

La verdad es que lo cuentas de tal forma, que sabes engañarnos al principio, llevándonos por el camino de los malos pensamientos para aterrizar en algo tan común hoy en día como la cosmética para hombres.
Muy buen escrito. Un placer el leerlo.
Un abrazo.

Blonda dijo...

Bueno, una vez está bien, pero que no se te haga costumbre y te vuelvas metrosexual eh!


Gracias por tu visita. De haber sabido que vendrías te hubiera guardado caramelos de leche ;)


besos!!

Magah dijo...

Me gustan los tipos que se cuidan, no está mal...pero no me gusta cuando se hacen las manos, ahí no tranzo mas que con un poco de crema para que las mismas no raspen... un poco está bien, pero a no pasarse, los hombre me gustan hombres.

Saludos.

Erato dijo...

Jeje.Siempre sacas mi sonrisa,Manneling.Qué bien mantienes hasta el final esa picarón mosqueo de "para dónde querrá la cremita". Está bien eso de cuidarse, se sea homme o femme.Eso sí, sin caer en la obsesión.Y después de unos cuantos botecitos, el bochorno desaparece.Besillos