miércoles, 30 de septiembre de 2009

Las tinieblas

En Las tinieblas, de Leonid Andréyev, Liuba consigue hacer que se tambalee la existencia de su obligado cliente ocasional, Alexéi.
–Pero, ¿por qué eres tan bueno? –preguntó la muchacha con un deje irónico.
Pero él, sin comprender la ironía, respondió seriamente:
–No lo sé. Probablemente porque he nacido así.
–Pues bien, yo he nacido mala. Y, sin embargo, los dos hemos venido al mundo de la misma manera, con la cabeza para adelante. ¿Qué tienes que decir a eso?
Sumido en sus reflexiones, él no prestó atención a aquellas palabras. Examinando el fondo de su alma, todo su pasado, que veía ahora con tanta claridad en toda su simplicidad y en todo su heroísmo, continuó:
–Ya ves, tengo veintiséis años, mis cabellos empiezan a encanecer y, sin embargo, hasta aquí... –Buscaba palabras, pero acabó su pensamiento con firmeza, aun con orgullo–: Hasta aquí no he conocido mujeres. Pero en absoluto, ¿entiendes? Tú, tú eres la primera mujer que he visto de esa manera. Y para decirte la verdad, me da un poco de vergüenza mirar tus brazos desnudos...
La música llenó de nuevo toda la casa, y el suelo temblaba bajo los pies de los que danzaban. En el salón, alguien, probablemente borracho, gritaba muy fuerte, como si condujera un tropel de caballos furiosos. Pero en el cuarto de Liuba reinaba un silencio melancólico. En la nebulosidad rosácea se percibían pequeñas volutas de humo de cigarrillo.

Él es un revolucionario en la Rusia de los zares, que en breve va a arrojar una bomba. Pero con el aliento de la policía en el cogote, rodeado de espías y confidentes, necesita descansar unas horas en lugar seguro si no quiere fracasar en su misión. Para ello se le ocurre entrar en una casa de lenocinio, alquilar los servicios de una de las chicas y utilizar la cama de forma poco convencional: para dormir.

Su desventura llegará al elegir a Liuba, que se revela como una criatura bastante rara, con carácter y reacciones peculiares, y que busca a alguien "bueno" como meta vital. ¿Será él el esperado, con su revólver en el bolsillo y que nunca ha catado labios de mujer? ¿Qué efectos tendrá en ambos ese encuentro?

Mordaz y desesperanzado, Las tinieblas entra sin problemas en la categoría de recomendable.
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 comentarios:

La Dame Masquée dijo...

Caramba, con eso de encanecer el cabello a los 26 años pensaba yo que al chico debian de faltarle vitaminas, pero claro, ya veo que es un revolucionario terrorista en la Rusia de los zares, que en breve va a arrojar una bomba. A mi en su lugar me quedaría todo blanco de golpe a consecuencia del susto.
Como no iba a querer dormir? A saber la cantidad de sueño atrasado que iría arrastrando el hombre, con una vida tan sobresaltada.

Lo de los hombres de pelo en pecho suena a eso de "el hombre y el oso, cuanto menos depilado mas hermoso".
Pero yo que se, monsieur. Habra casos y casos.

Buenas noches

Bisous

Netomancia dijo...

Gracias por la recomendación. Tu texto realmente alimenta las ganas de conocerlo.
¡Y a cuidarse de no ser desmenuzados!
Saludos!

Menda. dijo...

Voy a echar una quiniela( ganando el barÇa, claro) a ver si me hago con una pequeña fortuna y puedo invertirla el libros. Snif........