miércoles, 15 de abril de 2009

Los hombres que no amaban a las mujeres

Uno que se ha hecho muy popular: Los hombres que no amaban a las mujeres, de Stieg Larsson.
A Armanskij le costaba hacerse a la idea de que su investigadora estrella fuera una chica pálida de una delgadez anoréxica, pelo cortado al cepillo y piercings en la nariz y en las cejas. En el cuello llevaba tatuada una abeja de dos centímetros de largo. También se había hecho dos brazaletes: uno en el bíceps izquierdo y otro en un tobillo. (...)

Una boca ancha, una nariz pequeña y unos prominentes pómulos le daban cierto aire oriental. Sus movimientos eran rápidos y parecidos a los de una araña; cuando trabajaba en el ordenador, sus dedos volaban sobre el teclado. Su cuerpo no era el más indicado para triunfar en los desfiles de moda, pero, bien maquillada, un primer plano de su cara podría haberse colocado en cualquier anuncio publicitario. Con el maquillaje –a veces solía llevar, para más inri, un repulsivo carmín negro–, los tatuajes, los piercings en la nariz y en las cejas resultaba... humm... atractiva, de una manera absolutamente incomprensible.

Pues es una novela apreciable, aunque tampoco alcanzo a entender la fiebre desatada a su alrededor.

Como puntos fuertes, la trama es sólida y los personajes están bien construidos, tanto en sus aspectos psicológicos como en sus actos públicos. Destaca que el autor no deja títere con cabeza en la denuncia de aspectos poco publicitados de la, en apariencia idílica, sociedad del bienestar nórdica, como la violencia machista o los tejemanejes empresariales. Y es innegable que mantiene la atención... Al menos, desde la página ciento cincuenta, que es cuando suceden cosas.

En el debe, el ritmo es algo moroso para mi gusto, los protagonistas suelen tener demasiada suerte, convirtiendo sospechas poco claras en útiles pistas para resolver el misterio en que se ven envueltos, y sobre todo, el final no sé si resulta muy convincente, la verdad.

Bah, no le demos más vueltas, los méritos ganan: recomendada.
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus Share on Tumblr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comentarios:

Lola Mariné dijo...

Pues será que no he llegado a la página 150, pero a mi la verdad es que me está aburriendo, asi que no sé si llegaré.
También puede ser que a mi este género no me entusiasma, pero como todo el mundo habla tanto del libro me puede la curiosidad.
Saludos.

Proyecto de Escritora dijo...

Pronto diré lo que me parece también, como ha sido uno de mis regalitos de cumple, jeje.
Un beso!